Diario de Yuki [Ep.: Cuatro]

Cualquier parecido con la realidad en solo me coincidencia.
Capitulo 4: 
Un día normal

Suena la alarma del despertador, me levanto y me tiro de la cama, dormía en un camarote, yo el la cama de arriba mi hermano en la de abajo, me voy al baño a lavarme, cuando regreso a la habitación, mi hermano aun no sea despertado, bueno me acerco a la radio, conecto los auriculares(audifonos), se los pongo a mi hermano, subo el volumen de la radio y le enciendo, luego de eso se escucha como mi hermano se levante de golpe y se golpea con la cama de arriba del camarote, el piensa en quejarse, pero antes de que diga algo le señaló el reloj y sale corriendo al bañó a lavarse.
Mas tarde en la cocina mi padre, hace unas tostadas y yo me sirvo un vaso de chocolate caliente, mi hermano esta dando vueltas por la casa en busca de su mochila, yo desayuno tranquilamente.

Ya cuando termino de desayunar, mi padre nos da dinero para comprar el lunch en la escuela, mi hermano se atraganta con el desayuno, contengo mi risa, salimos de casa caminamos un poco y en una esquina nos espera mi amiga Rubí, con la sirvienta de su casa, Rubí se despide de la sirvienta y se va conmigo y mi hermano, caminamos hasta llegar el escuela, hacemos la fila para escuchar la oración del día(estudiaba en una escuela católica) y el acto de izar la bandera y cantar el himno  nacional y de la escuela(el cual odie por cierto), luego de esto en orden de curso(grado), las filas entran a sus salones.

Yo estaba en la clase(salón) B con Rubí, mi hermano en la clase(salón) A(en mi escuela el orden no era por las calificaciones, si pensaron, era una forma de organizar la cantidad de estudiantes), yo tomo asiento en la fila de butacas mas cercana a la puerta, tercera de esa fila, Rubí se sienta atrás de mi(en mi escuela, uno escogía su asiento, nunca se les asignaba), cuando empieza la clase, llega el profesor encargado del salón(clase), todos los alumnos se levantan de sus asientos y le dan la bienvenida,"BUENOS DÍAS" gritan todos, yo no digo nada, todos se sientan, el pasa lista de asistencia y sale del salón, unos pocos minutos después, llega el profesor que dará la clase(materia) que toca.

Después de tres horas de clase, toca recreo, el profesor de la hora antes del recreo, sale del salón y luego los estudiantes, bueno no todos salen después del profesor, Rubí busca su lunch en su mochila, es mucha comida, por que ella pide un extra para compartir conmigo, yo con mi dinero compro unos refrescos en le cafetería, ya en el patio del recreo nos sentamos en un banco de bajo de un árbol, y comemos tranquilamente, algunos chicos se me acercan y me invitan a jugar, generalmente me negaba, dependiendo el juego.

Si el juego no era de mi interés, me recostaba en las rodillas de Rubí y leía un comic, algunas chicas se reunían con nosotras y hablaban con Rubí y yo, principalmente del club de gimnasia, yo les respondía  sin dejar de leer mi comic, mientras Rubí con una de sus manos acariciaba mi cabeza, no se como caí en eso (ni intenten preguntármelo), ya cuando toca el timbre del termino del recreo, puedo hasta verme quedado dormida, en las piernas de Rubí o no, si era el caso Rubí me despertaba.

Hacemos fila para entrar al salón(aula), acoger el resto de la clase, cuando tocan el timbre de salida, guardo mis útiles escolares en mi mochila y salgo del salón(aula) junto con Rubí, nos reunimos con mi hermano en la salida y nos vamos a casa, yo y Rubí nos desviamos, mi hermano sigue su camino, yo y Rubí vamos a nuestra cafetería favorita por unos dulces y que nos comemos de camino a casa.






Esa era el menos le rutina diaria, los días de escuela.