Diario de Yuki [Ep.: Diex\z + Ocho]

Cualquier parecido con la realidad en solo me coincidencia.

Capitulo 18:
Princess of Duel


Después da las vacaciones de invierno, no paso nada de novedoso, regrese a casa el 2 de enero, no iría a clases hasta después del día de reyes, el cual esperaba para ver que me regalarían. Mientras Rubí me contaba como la paso y que se llevo bien con Estefanía durante esos días, como la mayoría de la gente del barrio, la que pudo se fue de viaje, no le quedo de otra que estar con esa pálida y siniestra chica, siniestra por que al verla su mirada me da escalofríos. Dejando mis paranoias de lado, fue un regreso a mi barrio tranquilo.

Semana 1

Lo único que pensaba era en que me regalarían de día de reyes, tenia una tía que me regalaba lo que yo quisiera, era su única sobrina, por ser hija de su hermana, ella siempre me dice que parezco a mi madre, Pero en que?, dice que ni la actitud, si claro mi madre era un marimacho en su niñez, bueno según la clase de ciencias naturales hay rasgos que se heredan, puede que mi personalidad la herede de mi madre, puede que no, pero si de algo estoy segura, es que no pienso como mi padre.

Bueno llego el día de reyes y con e mi regalo, un nuevo juego  para mi PS, Yu-Gi-Oh! me sorprendió que supiera que era, un struck deck toons, mi emoción era inmensa, tenia en mi poder mi primer deck y original de duelos de monstruos. Me pase el fin semana, con Rubí y mi diccionario de ingles, traduciendo las cartas.

Semana 2

 Lo primero que se hizo fue buscar mis notas del primer semestre, mi padre fue personalmente a recogerlas, me felicito en la misma escuela por mis buenas notas, si esa vez fue mi padre quien no llevo a la escuela, a mi hermano le esperaba un castigo, quemo matemáticas y religión, la primera la comprendo, pero la segunda, que tan difícil es aprenderse el credo y los diez mandamientos, no mucho pero el no hablar.

Hablando de religión, esa misma semana el profesor de religión preguntas quienes se habían bautizado, yo levente la mano, nos dijo que nos alistáramos para muestra primera comunión, así que tendría clases extra de religión los sábados en la iglesia de la escuela. Bueno hay que pensar sacrificar mis sábados por la mañana, para cumplir uno de los sacramentos de la iglesia acaso lo valía, algo era seguro tenia curiosidad por saber como sabia el pan de la eucaristía, no era la mas grande escusa, pero era una de ellas. Rubí por parte apoyaba mi decisión y la haría sola, Skarlett también la haría así, que tenia una compañera de catequesis.

El club se gimnasia, todo bien me pase dando piruetas en el trampolín. Mis amigas en lo suyo, Cristal un sex-symbol como siempre, Rubí amistosa y Estefanía... si en verdad me es aterradora, por la forma en que me mira. Le hable a Karla del tema, ella dijo que eran ilusiones mías, si claro, ya e visto chicas así en los animes, así que mejor me cuido las espaldas.

Por otro lado entre mi deck batalla, por ahora ni una derrota... o narrare los duelos fueron largos y no recuerdo todos lo detalles. En fin de semana me lo pase en casa viendo la tele y jugando video, como dejaron tarea, Rubí jugo varias partidas de Mario kart 64 conmigo y mi hermano.

Semana 3

Esta semana fue dolorosa, por me llego el periodo fuertemente, así que el lunes lo pase mal, muy adolorida, las chicas me asistieron, dado que justamente se me acabaron las toallitas y que nunca lleva a la escuela, es que nunca me paso por la cabeza tener uno tan fuerte y durante clases. Así que la tarde me la pase con mi padre, vio que me sentía mal y pregunto por que, me sentía con vergüenza el decir por que, pero no tuve que decir nada, me ordeno que me cambiara y que fuera con el hacer unas compras, no me negué y  le acompañe, mi hermano se quedo en casa tenia que estudiar para su examen de completivo, así que estaba castigado. Si jugo conmigo el fin de semana, pero a escondidas de mi padre.

Bueno las compras fueron normales, mi padre sacando calculo de lo que gastaba y el mandándome a buscar una que otra cosa, todo tranquilo, hasta que pasamos por el pasillo de higiene personal, me sentí avergonzada de decirle a mi padre que me comprara toallitas, prefería pedir el dinero y decirle a una de mis amigas que me las comprara... pero mi sorpresa fue grande ese día, mi padre se paro frente al estante de las toallitas y las miro con detenimiento, tomo un paquete, "Estas te sirven Yuki", "QUE??" fue mi exclamación mental alberque me veía como una hija y no como un hijo como yo pensaba, no dije palabra alguna mire el paquete y asentí, me la pase callada todo el trayendo, en verdad me apenaba comprar esas cosas con mi padre, incluso la cajera nos miro y sonrió al ver el esa compra, creo que esta roja como tomate de la vergüenza.

De regreso a casa, ayuda mi padre a desempacar la compra, cuando el tomo las toallitas, “Toma Yuki, cuando se te terminen me dices" me dijo con una sonrisa, las tome de sus manos apenada y fui a mi habitación a guardarlas.

Para el martes les conté a mis amiga que paso, Cristal dijo que es normal que un hombre como mi padre sepa de esas dado que me tenía de hija, aunque me crie como chico, piensa en mi como hija, solo que no sabe como criarme y me cría como la criaron así de simple. Luego  de clases, fui al club de gimnasia, y parecían que las sorpresas seguían, Estefanía se unió al club... bueno no era mala en la barra, parecía un profesional desde mi punto de vista, solo recé por no tener que quedarme hasta tarde con ella. Por suerte no fue así su tío la fue recoger temprano, valla alivio.

El Miércoles obtuve mi victoria numero veinte, de duelo de monstruos, una tras otra hasta la fecha, las chicas dijeron que si Yugi Moto era el  rey de los duelos, en el anime, yo seria la princesa, solo reía ante esas palabra pero me gusto el alago. El resto del día fue normal, así que para que les cuento.

Jueves, mañana tranquila y escalofriante, Estefanía se paso todo el día mirando, has cuando el recreo, ese silencio y esa mirada fija, con esos ojos que parecían de gato, es que nadie mas lo noto, al parecer no, le secretee Rubí a mi lado que sentía, ella se rio y dijo que deje de imaginar cosa... saben eso no fue lo peor, lo peor fue que cuando estaba en club de gimnasia ese día, en los vestidores me toco el pecho cuando me esta cambiando y se puso hacer cosquillas y para hacerlo mas intenso, Cristal y Rubí se unieron a ella, creo que salí mas agitada de ese encuentro que de 100 saltos al trampolín. Me dolían los pulmones de tanto reír, esas chicas... amigas para que las tengo.

Viernes, dos victorias mas para mi status, no solo dominaba el duelo de monstruos, sino también la batallas podemos, bueno mis victorias no eran tan seguidas como las de duelo de monstruos, pero tenia un buen esta tus, nombrada por los chicos como hierba negra, dado que usaba mucho contra ellos, podemos con ataques Dar y Hierba, en su mayoría. La clases fueron normales, con las disculpa de Cristal de lo del jueves, al parecer Estefanía y Rubí no se arrepintieron, para mi que lo disfrutaron... vaya esas dos, son un peligro para mi.
En la tarde hice tarea con Rubí en mi casa, tono normal pero la tenia bien vigilada, no quería sorpresas.

Sábado, mi primer día de catequesis con mi hermano, lo único que aprendimos fue que debíamos llevar puesto, mi duda era, si usaría vestido o no, luego senos enseño el credo, para quienes no lo sabían claro esta, mi hermano entre ellos, acaso el iba a la iglesia a dormir... lo digo por que una característica mi escuela eran las misas el primer día de clases de cada mes del periodo escolar. Vaya la ignorancia de mi hermano no tiene limites.

Domingo, un tranquilo día en el parque, montando bicicleta, así que  hicimos carreras, todo el día.


To Be Continued...